Ingredientes

  • 4 rebanadas de pan de molde grande, sin bordes (puede ser integral o normal)
  • 8 láminas de Queso Edam Colun
  • 4 láminas de jamón de pavo
  • 36 rodajas de pepino cortadas finamente, sin cáscara (puedes reemplazar por lechuga)
  • 1 palta grande
  • ½ limón
  • Sal a gusto
  • Papel film

Queso Colun Edam 250 gr

Queso semi-duro, sin corteza, de un sabor suave a pronunciado, color levemente anaranjado, textura de masacerrada con algunos ojos pequeños, uniformes y bien distribuidos, masa firme pero flexible.

Evaluar

Rollitos de pan de molde

Preparación

En un bowl, vierte la palta picada y muele con la ayuda de un tenedor, hasta formar un puré. Aliña con sal a gusto y un poco de limón (así la palta no se oxidará). Revuelve y reserva. 

Sobre un mesón o tabla grande, dispone las rebanadas de pan y con la ayuda de un uslero o botella, estira suavemente para que queden más finas, cuidando que no queden muy delgadas, ya que al enrollar, se pueden romper. 

Antes de comenzar a rellenar, dispone sobre la superficie un trozo de papel film (del doble de tamaño de cada rebanada) y sobre este, el pan estirado. Añade como primera capa el queso edam, cubriendo toda la superficie (dependiendo del tamaño del pan, puede ser 1, 1 ½ o 2 láminas de queso por rebanada). Luego, agrega las rodajas de pepino y el jamón de pavo, cubriendo todos los espacios. Para finalizar, con la ayuda de una cuchara, esparce el puré de palta, dejando una fina capa. 

Cuando todas las rebanadas estén listas con su relleno, comienza a enrollarlas suavemente, cuidando que no se rompan y que no se salgan los ingredientes por los extremos. Con la ayuda del papel film, deberás envolver cada rollo y presionar suavemente para dar forma. Puedes refrigerar por 1 hora para que tome más firmeza o cortar inmediatamente.

Retira el papel film y con la ayuda de un cuchillo para pan (o tipo serrucho), corta 4 a 6 rebanadas por cada rollo (esto dependerá del tamaño del pan o de la cantidad de bocados que quieras). Te recomiendo no hacerlos muy delgados para que no se desarmen. Si quieres asegurarte que no se desarmen, pincha cada bocado con un mondadientes.